Ruta por Galicia: ¿Qué ver en A Coruña?

A Coruña

Nuestra primera visita a Galicia, se inició en A Coruña, después de un largo viaje en tren-hotel, llegamos a primera hora de la mañana para poder empezar nuestra ruta por el casco antiguo de la ciudad, hasta alcanzar después de un largo trayecto el faro de Hércules, una de las maravillas de A Coruña. Un faro que lleva iluminando a los barcos desde los romanos y con todo el merecimiento está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

¿Cómo llegar A Coruña?

– En coche

Desde Madrid hay que tomar la A-6 y luego la AP-9. Si no disponemos de coche, podemos alquilar uno en cualquier capital española. En Rentalcars podemos comparar los precios entre las diferentes empresas de alquiler de coche y alquilar el más económico para el viaje.

– En transporte público

Para llegar a A Coruña, tenemos todas las posibilidades, es un viaje largo, así que si encontramos una oferta para coger avión, mejor que mejor. Nosotros optamos por el tren Hotel desde Madrid, de forma que pudimos dormir todo el trayecto, y a las ocho de la mañana llegar A Coruña y aprovechar todo el día.

¿Qué ver en A Coruña?

De la época romana nos ha llegado el nombre de Brigantium pero no está claro si se refiere a Coruña o a la vecina Betanzos. En el año 62 a. C., las tropas de Julio César establecieron allí una guarnición y, en el siglo I, construyeron la Torre de Hércules, la cual aún hoy funciona como el faro más antiguo del mundo. Durante siglos, los ataques vikingos obligaron a sus habitantes a abandonar la población y a refugiarse en la vecina Betanzos, plaza más fácil de defender. De ahí procede también la confusión de sus nombres.

En el siglo XVI se emplearon buena parte de las piedras de la Torre de Hércules para construir el castillo de San Antón y las murallas que defenderían la ciudad de los ataques ingleses.

Su puerto adquirió gran renombre, para bien y para mal. De allí partió Felipe II para esposarse con María Tudor y también zarpó la Armada Invencible contra Inglaterra. Un año después recibiría el ataque de la “Contra Armada” de Francis Drake, que acabaría retrocediendo al no poder vencer. La heroica resistencia que ofreció el pueblo, encabezada por su gran heroína María Pita, permanece en la memoria de todos los coruñeses, que conmemoran la hazaña cada mes de agosto.

Al comienzo de la Guerra de la Independencia, la población se opuso al Gobierno de José I, recibiendo el apoyo del ejército inglés de sir John Moore. El británico libraría en sus proximidades una batalla en enero de 1809. Sus barcos se retiraron dejando a los ciudadanos y a las tropas gallegas a merced de los franceses. Sin embargo, Moore se quedó en Coruña para siempre; un monolito recuerda en el campus universitario el lugar en que murió y su cuerpo descansa en los jardines de San Carlos.

Restaurada la monarquía absolutista de Fernando VII, su mariscal de campo, Juan Díaz Porlier, con el apoyo de los coruñeses, se sublevó reivindicando la Constitución de Cádiz de 1812. El mariscal sería traicionado por algunos de sus oficiales y encarcelado en el Castillo de San Antón. Moriría ahorcado en el Campo de la Leña, el día 3 de octubre de 1815, fecha conmemorada por los coruñeses cada año.

Finalmente en 1849, el Gobierno de Isabel II premiaría el espíritu liberal de la ciudad con el traslado de la capital provincial desde Betanzos a La Coruña. Llegando como capital hasta nuestros días.

Una vez en la ciudad, la estación se encuentra bastante retirada del centro, así que tocará una buena caminata o coger un autobús.

Si hemos llegado desde la estación de tren o autobuses, cogeriamos todo el paseo del puerto, hasta el Paseo de la Marina nuestra primera parada. Aquí podemos ver una de las imágenes típicas de A Coruña, sus balcones blancos con grandes cristaleras.

Galerías en la Marina

Galerías en la Marina

Desde aquí nos desviamos para ver la plaza de María Pita, una de las principales plazas de la ciudad. A la entrada podemos ver un gran edificio, la sede del Ayuntamiento. Además podemos encontrar muchos bares con terrazas, así que se puede hacer una parada en el camino para coger fuerzas.

Plaza de María Pita

Plaza de María Pita

En los alrededores de la plaza hay algunas iglesias interesantes como la Colegiata de Santa María, Santiago y San Jorge.

Volvemos de nuevo al paseo marítimo, nuestra siguiente parada es el castillo de San Antón. Actualmente es el museo Arqueológico, así que si ya habéis visto muchos podéis continuar el recorrido. Al lado tenéis el Jardín de San Carlos, uno de los parques más bonitos de la ciudad, en donde se encuentra la tumba de Sir John Moore (te pongo el enlace al wikipedia que yo tampoco sabía quien era), que murió en la Batalla de Elviña.

Torre de Hércules

Torre de Hércules

Unos kilómetros después llegamos al principal monumento de la ciudad, la torre de Hércules, el faro en funcionamiento más antiguo del mundo, data de época romana. Junto a él, encontramos un parque escultórico, con una serie de obeliscos (muy al estilo de Stonehenge).

Parque Escultórico de la Torre de Hércules

Parque Escultórico de la Torre de Hércules

Es recomendable la subida al faro, el interior es un museo donde te van explicando cómo se construyó y el uso que tenía cada planta, hasta finalizar en la cima desde donde tenemos unas vistas magnificas de la ciudad.

Tras nuestra visita a este gran monumento, continuamos por el paseo marítimo para terminar en la playa de Riazor.

Desde el faro

Desde el faro

El recorrido por el Paseo Marítimo tiene una longitud de 13 kilómetros desde el Castillo de San Antón hasta el Portiño. Si no tenemos cuerpo para andar tenemos la opción de coger el tranvía que circula paralelo al paseo (actualización: una pena pero me han comentado que han quitado el tranvia).

No tuvimos tiempo para más, pero nos quedo pendiente el Monte de San Pedro, el mejor mirador de A Coruña, después del faro. Para subir se puede coger la llamada “arielita”, un ascensor con forma de bola de cristal.

Más información sobre A Coruña

Oficina de Turismo de A Coruña: www.turismocoruna.com

Dónde comer en A Coruña

En A Coruña la zona de Vinos está por la calle Barrera, destaca la Bombilla (Calle de Torreiro, 6) con tapas muy buenas, aunque el sitio es muy pequeño y siempre se está en la calle comiendo de pie.
En la Plaza de María Pita tienes A Penela (Praza de María Pita, 12), en el restaurante la carne asada es lo típico y en la taberna hay comida típica gallega.

Dónde dormir en A Coruña

Si no quieres perder el tiempo buscando entre los cientos de alojamientos de la ciudad, te lo ponemos fácil aquí tienes los alojamientos más interesantes de A Coruña.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

Deja un comentario